PIDEN INCREMENTO A TARIFA; RIVER YA COBRA PASAJE A $11

A pasajeros del sur de la ciudad les sorprendió el aumento en el cobro en las unidades de la empresa River. Foto: MILENIO

MILENIO.- Desde la mañana de ayer, los usuarios del transporte  público que frecuentan la ruta River, misma que tiene un recorrido que  conecta el centro de Tlajomulco con la Central Vieja en Guadalajara,  tuvieron que pagar un peso más por el costo de pasaje, incremento que la  línea de transporte impuso sin previo aviso y los pasajeros se dieron  cuenta de ello solo hasta que estuvieron frente al conductor abordo de  la unidad, mientras que el Sindicato de Avanzada ha solicitado al  ejecutivo estatal incremento a la tarifa en general.

El incremento a  la tarifa fue calificado como arbitrario por parte de algunos usuarios  que no escondieron su molestia y no solo criticaron el aumento, sino  también recalaron con el servicio, “dijeron que esos camiones iban a  traer WiFi, aire acondicionado y que no iba a viajar gente parada, y son  lo mismo, en la mañana van como sardinas y no tienen todo eso que  prometieron”, dijo Josué Mateo, usuario de esta ruta.

En algunos  casos, los pasajeros recibieron un boleto correspondiente al pago  realizado, es decir, con la nueva tarifa ya marcada, otros, recibieron  el boleto que marca un costo de diez pesos, casos en los que la molestia  fue mayor, “me cobró once pesos, le di diez y me dijo que ya había  nuevo costo y me pidió un peso más, primero pensé que se había  aprovechado porque el boleto dice que diez, pero ya luego vi que  subieron toda la ruta”, agregó Alejandra Munguía.

Algunas de las  quejas de los ciudadanos recayeron en las cuentas oficiales de la  Secretaría de Movilidad en redes sociales, no obstante, la dependencia  se deslindó del tema al asegurar que las unidades cuentan con un permiso  federal, de tal forma que lo relacionado a la ruta es regido por la  Secretaría de Comunicaciones y Transportes, a pesar de que en su  derrotero circule por vialidades estatales.

En la coyuntura de este  incremento, el Sindicato de Avanzada de Trabajadores del Autotransporte  del Estado de Jalisco, a través de su secretario, Arnoldo Licea  González, señaló que lo que ocurre con la ruta River, es reflejo de una  necesidad para los empresarios del transporte público de subir el costo  de pasaje, pues con el incremento de 40 centavos al precio del  combustible que entró en vigor a partir del primero de enero, los gastos  de los transportistas crecerá en “promedio de entre mil 500 a mil 800  pesos mensuales” por cada camión en circulación, “además de que se  espera que las refacciones y demás insumos relacionados al transporte  público, repercuta entre 20 y 25 por ciento más en sus precios, lo que  compromete la operación de las rutas en todo el estado”.

Según lo  explicó el secretario de Avanzada, el 95 por ciento de las unidades que  circulan en el Área Metropolitana de Guadalajara, consumen entre 100 y  150 litros de diesel al día, y eso compromete la prestación del servicio  de todo el parque vehicular, pues los dueños de las rutas optan por  “parar” camiones y de esta manera se se afecta al usuario con el retraso  en el paso de las unidades.

“El incremento en los combustibles de  al menos 40 centavos por litro, representa una escalada de aumentos en  las refacciones, mano de obra y otros temas relacionados con la  operación del transporte público, por eso continuamos con la exigencia  para que el Gobierno del Estado atienda cuanto antes la solicitud de  subsidio para la tarifa en Zona Metropolitana”, señaló Licea González

Dijo  además que entienden que la situación económica es complicada para toda  la población, no obstante, es tarea de gobierno estatal que logren  encontrar la manera de solventar esos problemas, “sabemos lo complicada  que está la economía de todos los jaliscienses, pero por eso es trabajo  de la actual administración el encontrar una solución que garantice el  servicio del transporte público para los jaliscienses, de otra manera,  no sabemos en cuánto tiempo colapsará el servicio”.

Desde el mes de  diciembre pasado, algunos grupos de transportistas llevan a cabo  asambleas para definir las acciones que seguirán para “exigir el diálogo  que hasta este momento se ha negado a entablar el gobernador del  Estado, Aristóteles Sandoval”, y que se atienda este tema que puede  llegar a significar que más camiones dejen de circular hasta llegar a  parar por completo rutas y el servicio colapse, “obviamente no queremos  llegar a eso, pero si las autoridades ignoran a los transportistas que  estamos advirtiendo de la situación, pues ya vendrán acciones emergentes  que deberemos tomar para encontrar la solución”, agregó.