TLAJOMULCO DEJÓ DE SER NOTA POR INUNDACIONES DEBIDO A OBRAS DE INFRAESTRUCTURA HIDRÁULICA

Foto: LA VOZ

NOTISISTEMA.- Tlajomulco dejó de ser noticia después de cada lluvia intensa y es que con las obras de infraestructura hidráulica se ha podido contener las grandes cantidades de agua que caen, como ocurrió con la tormenta de la madruga del sábado que incrementó de manera veloz los niveles de los caudales en los distintos arroyos y canales que funcionan para desahogar las zonas urbanas del municipio.

Por la mañana el presidente municipal, Alberto Uribe Cmacho, supervisó la infraestructura pluvial que se ha desarrollado en el último año, luego de las graves afectaciones que dejó el temporal pasado, para lo cual estuvo presente en la Presa de El Guayabo, sitio que adquirió esta administración municipal para utilizarla como un gran vaso regulador que permita retener grandes cantidades de agua durante la tormenta y así evitar inundaciones en la zona Valle.

 “Una presa que evidentemente en este momento es un pantano, y que hemos ya retirado más de 250 mil metros cúbicos de azolve, tenemos que retirar muchísimo más, poco a poco se va a ir viendo más el espejo de agua, además la lluvia fue impresionante y gracias al trabajo y a la retención de agua que tuvimos es que no se inundó hoy El Salto y otra parte de Tlajomulco”, señaló.

Ante esta situación de riesgo, recordó la urgencia de que el Gobierno del Estado termine con los colectores sanitarios que están incompletos en el municipio: “Todo lo que tiene que ver con los colectores, seguir haciendo un llamado al Gobierno del Estado, porque resulta que aquí llegan las aguas de lluvias y las aguas negras y se mezclan, necesitamos terminar los colectores El Zapote II, insistimos en el colector La Teja y el colector aeropuerto para que no se contamine esta parte”.

También agradeció el apoyo del SIAPA al facilitar la maquina dragadora Watermaster, con la que se está llevando un dragado de lodos y maleza al interior de la presa y que permite llegar a puntos inaccesibles para otros equipos terrestres.

La presa El Guayabo logró retener esta madrugada una importante cantidad de agua que cayó con la fuerte tormenta registrada a las 2:30 de la madrugada. Se proyecta que está presa tenga una capacidad al término del desazolve de un millón de metros cúbicos.

El costo total de esta presa alcanzará más de 100 millones de pesos de los cuales se han pagado ya 20 millones con recursos totalmente municipales.

Otro de los puntos más afectados por las inundaciones del 2016 fue el fraccionamiento Jardines del Edén, en donde el Gobierno de Tlajomulco ejecutó una obra de retención de aguas pluviales sobre la avenida Javier Mina y que en esta tormenta logró captar 12 mil metros cúbicos de agua que sin esta obra, estarían inundando dicho fraccionamiento.

 “Esta es una obra impresionante que hemos hecho nosotros, en este momento tenemos aquí almacenados 12 metros cúbicos, que si esta obran no estuviera aquí, estaría inundado otra vez más, Jardines del Edén, esta obra va a marcar la diferencia en los habitantes de esta zona, esta es una buena obra de ingeniería de Tlajomulco”, aseguró.

Explicó que los cuatro vasos reguladores, construidos en esta administración funcionaron de manera adecuada ante la tormenta más copiosa en lo que va del temporal y evitaron que se generaran serias afectaciones para miles de habitantes del municipio, por lo que Tlajomulco no ha sido noticia por inundaciones después de una lluvia intensa.