IMPROVISAN TRANSPORTE EN CARRETERA A CHAPALA

La saturación de los camiones se convierte en oportunidad para conductores particulares que trasladan a transeúntes. Foto: Alejandro Madera Foto: MURAL

 MURAL.- Donde unos ven crisis, otros encuentran una oportunidad.

Para suplir las carencias de transporte público en la Carretera a Chapala, algunos conductores rebasan la ley y cobran por ofrecer su vehículo para trasladar gente hacia el Centro de Guadalajara.

En la parada del fraccionamiento Rancho Alegre, de Tlajomulco de Zúñiga, el conductor de una camioneta tipo van, encuentra un cúmulo de personas esperando el camión que los lleve al Primer Cuadro tapatío.

Ante la tardanza del autobús, los usuarios se dejan convencer por la voz del chofer, que les grita: “¡Al Centro, 10 pesos!”.

Con los primeros pasajeros enciende el aire acondicionado de una unidad que, en cada poblado, baja la velocidad para cubrir el cupo de 14 lugares que tiene disponibles.

Durante el trayecto, y con el pasaje completo, el responsable del volante confía a MURAL que vive en el Fraccionamiento Arvento, y que aprovecha la camioneta de la empresa de publicidad donde labora, para explotarla como transporte colectivo.

“Nos apoyamos entre todos”, dice, después de calcular que el viaje en la camioneta de seis cilindros representa un gasto de 140 pesos diarios, por lo que el negocio es costeable.

Para los pasajeros, el servicio no es novedad, pues afirman que distintos automovilistas, ponen hasta su vehículo personal.

“En las mañanas, a las 8, van muy llenos los camiones, a veces llegan carritos y nos ayudan porque es un apoyo”, cuenta José Orozco, quien viajaba con su madre.

Vive en el Fraccionamientos Silos, de Tlajomulco y, al menos seis veces a la semana, tiene que salir con dos horas de anticipación para llegar a su trabajo, en un restaurante cerca de la Glorieta Minerva.

Para él, este tipo de iniciativas son plausibles… con reservas.

“(Es) una buena ayuda, nos apoyan mucho; el transporte más seguro, más rápido, aunque unos se molestan, que son 10 pesos, pero los camiones nos cobran 8 pesos, dos pesos no les cuesta nada”, dice.

“A veces también se arriesga uno, que los asalten, que los tumben, es un riesgo, se arriesga uno, quién sube y quién no sube, te pueden tumbar ahí en el carro, es un riesgo”.

La Ley de Movilidad y Transporte del Estado de Jalisco establece castigo para este tipo de servicio.

Específicamente, en el Artículo 187, fracción I, estipula que las sanciones son aplicables a los conductores o propietarios de los vehículos, así como a las empresas de redes de transporte que presten el servicio en cualquiera de sus modalidades sin contar con la concesión, permiso o autorización correspondiente.

La multa va de 150 a 200 días de Unidades de Medida y Actualización, es decir, de 11 mil 323 a 15 mil 98 pesos.

LA LEY DICE

Ley de Movilidad y Transporte del Estado de Jalisco

Artículo 187. Se sancionará a los conductores o propietarios de vehículos que comentan las siguientes infracciones:

I. Preste servicios de transporte público en cualquiera de sus modalidades sin contar con la concesión correspondiente.