ESPERAN DINERO FEDERAL PARA POTABILIZADORA

Foto: DIARIO NTR

DIARIO NTR.- Un financiamiento que se encargue casi de la mitad del costo que tendría la nueva planta potabilizadora de Tlajomulco de Zúñiga es la aspiración del alcalde Alberto Uribe Camacho, quien asegura que esta nueva infraestructura acabaría con el déficit de agua que padecen los fraccionamientos ubicados principalmente en la carretera a Chapala.

El presidente municipal señala que la potabilizadora, que recibiría 500 litros por segundo del canal de Las Pintas, tendría un costo de hasta 700 millones de pesos, los cuales prevé pagar en 49 por ciento con financiamiento del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras) y del Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin) y 51 por ciento del erario municipal.

“Hoy tenemos un problema de suficiencia y tenemos que ir mejorando la calidad del agua cada día (…) el lunes tuve una reunión con Paco Ayón y estuvimos revisando varias opciones: 8 litros por segundo, que es bastante para el problema de Tulipanes, 300 litros que estaríamos comprando a una potabilizadora que está concesionada en Toluquilla, y estamos buscando también 500 litros del canal de Las Pintas”, contextualizó sobre el panorama.

“Tenemos un terreno de casi 2 hectáreas donde haríamos una planta potabilizadora para llevar agua a toda la carretera a Chapala que actualmente no tiene. Con este tipo de proyectos podemos conseguir financiamiento de hasta 49 por ciento, el Municipio pondría 51 por ciento, pero la tasa financiada por Banobras mismo, que sería la condicionante, a partir de esto estaríamos buscando resolver de fondo, sería una licitación nacional para construir toda esa infraestructura al corto plazo”.

Uribe Camacho aseguró que con esa inversión se terminaría la necesidad de llevar pipas hacia los fraccionamientos de esa carretera que tienen insuficiencia de agua, y además, al abastecerse por fin de agua superficial, se permitiría reducir la presión que tiene el acuífero de Toluquilla, altamente sobreexplotado.

Si bien indicó que el agua subterránea que abastece actualmente a 100 por ciento de la población en Tlajomulco está bajo norma, el alcalde reconoció que el arsénico sigue estando presente y en niveles mejorables, por lo que apostó a construir esta planta potabilizadora de agua de Las Pintas, la cual requiere menos tratamiento que la procedente del subsuelo.

“Este año estaríamos resolviendo las licitaciones, la construcción de la planta duraría un año, pero estaríamos resolviendo de fondo ahora sí el problema en carretera a Chapala”

Alberto Uribe Camacho, alcalde de Tlajomulco