TARDAN HASTA TRES HORAS… ¡EN LLEGAR A SUS TRABAJOS!

Fraccionamiento Real del Sol. En la Zona Valles de Tlajomulco transbordan vehículos colectivos y camiones para llegar a sus destinos. Foto: EL INFORMADOR

Fraccionamiento Real del Sol. En la Zona Valles de Tlajomulco transbordan vehículos colectivos y camiones para llegar a sus destinos. Foto: EL INFORMADOR

EL INFORMADOR.- Los habitantes de los fraccionamientos ubicados en las periferias de Tlajomulco de Zúñiga llaman un “día de suerte” cuando utilizan sólo dos horas de su tiempo para trasladarse a sus trabajos, ya que otros días tardan hasta tres horas.

Ricardo Aceves Aguilar, vecino del fraccionamiento Real del Sol desde hace tres años, indica que la única manera para llegar a tiempo a su trabajo, en la zona de Andares, es tomar un taxi compartido, la ruta 380 y la 25 o 632, dependiendo de la que pase primero.

Este recorrido le puede tomar hasta tres horas, por lo que sus mañanas deben de iniciar a las 6:00.

Relata que en algunas ocasiones los “taxistas colectivos” conducen mientras hablan por celular, no respetan los semáforos y acortan camino por lugares peligrosos como terracerías.

Aceves Aguilar señala que destinar más de cinco horas diarias en transporte ha deteriorado su calidad de vida notablemente, ya que no convive con su hijo de tres años.

El joven ingeniero explica que vivir en estas condiciones significa estar sometido al estrés y episodios de irritabilidad con su esposa.

“Es increíble que el simple hecho de la movilidad afecte todos los sentidos de tu vida. Te afecta en la convivencia con toda la familia, te afecta en tu desempeño en el trabajo y además vives estresado… no descansas bien… es una pelea constante para trasladarte”. Acentúa que los vecinos del Fraccionamiento Real del Sol han solicitado en tres ocasiones a la Secretaría de Movilidad ampliar el número de rutas, pero no han obtenido éxito.

No solamente la población de Tlajomulco padece por las distancias entre sus hogares y sus centros de trabajo. Si bien San Lucas Evangelista, en el extremo Sur del municipio, y la población de San Lorenzo, en el Norte de Zapopan, son las localidades más distantes del Centro de Guadalajara, por ejemplo, con recorridos que pueden prolongarse hasta tres horas en los momentos de más tránsito vial (hay que recordar que, de otros municipios conurbados, todos los días vienen a trabajar a Guadalajara 1.2 millones de personas).

El primer cuadro tapatío y San Lucas Evangelista están separados por 47 kilómetros. Por otro lado, el poblado de San Lorenzo, cercano a la comunidad de Huaxtla, rumbo a la Carretera a San Cristóbal de la Barranca, está a 30.3 kilómetros de distancia en línea recta, pero a 48 kilómetros si se traza una ruta.

Según el mapa digital georreferenciado del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y la herramienta Google Maps, la distancia en línea recta entre los dos puntos más lejanos en los sentidos Norte y Sur de Guadalajara es de 60 kilómetros. Aunque en vehículo el recorrido se amplía hasta a 78.3 kilómetros entre ambos extremos.

Hacia Tlaquepaque, el punto más distante del Centro tapatío está en la Colonia El Mirador, próxima a San Martín de las Flores de Abajo, que está a 14.2 kilómetros en línea recta y 18.5 en ruta trazada par vehículos. Hacia el Nororiente, en los límites de Tonalá y Zapotlanejo, el lugar más lejano es Matatlán, que está a 20.5 kilómetros en línea recta y 35.2 kilómetros en ruta.

En Zapotlanejo: el municipio que más recientemente se integró al Área Metropolitana de Guadalajara, la zona más distante, conocida como “Corral Falso” —en la delegación de San Joaquín—, está a 60 kilómetros de Guadalajara.

 

Una hora de espera… y tres más para llegar

 

Janeth Guzmán es habitante de San Lucas Evangelista. Es una de las miles de personas que padecen por el deficiente servicio de transporte público en Tlajomulco. “Salimos a las siete de la mañana, pero si se nos va el camión nos quedamos otra hora más esperando. Si salimos temprano vamos llegando al Centro de Guadalajara a las 10, y en lo que hago mis compras y todo me vengo a las cuatro (de la tarde)… voy llegando a las siete de la tarde a la casa”.

En resumen, tres horas de ida y otro tanto de vuelta para viajar de Tlajomulco a Guadalajara, ambos metropolitanos. El taxi no es opción “por caro”.

 

TRANSBORDAN TAXIS COLECTIVOS Y CAMIÓN PARA LLEGAR A SUS DESTINOS

 

La opción más viable para llegar a la oficina o la escuela entre las 8:00 y 10:00 horas para los habitantes de la Zona Valles de Tlajomulco es pagarle 20 pesos a los taxis del “Sitio Cristal”, módulo no reconocido por la Semov y que ofrece el servicio de traslado colectivo. Desde las 6:00, las personas que no pudieron conseguir un lugar en una de las unidades de la Ruta 619 sólo tienen una opción: hacer fila con los taxis colectivos que los llevan a Periférico Sur.

Para abordarlos, los usuarios deben de esperar un promedio de 30 a 45 minutos. Cuando el automóvil llega, sólo cuatro personas pueden ingresar pagando 20 pesos cada uno.

El sitio está compuesto por 120 unidades. Algunas no son amarillas, como los demás taxis autorizados, pero otras tienen apariencia de un vehículo particular con modelos atrasados.

El matrimonio de Yolanda Casillas y Mario Rivas a diario utilizan este tipo de taxis colectivos para llegar a sus trabajos. Comentan que en días complicados, la fila de espera llega a ser de más de 50 personas. La amabilidad desaparece y los usuarios pelean por un asiento.

Mario comenta que el sistema de rutas es ineficiente, por lo que algunos camiones “piratas” ofrecen el servicio, al igual que los mototaxis. “Es la ley de la selva, donde quepas y como puedas… a veces te toca irte en el camión casi en la puerta”.

Este sitio cuenta con una base de control las 24 horas del día y ofrece el servicio de taxi colectivo y radiotaxi a domicilio. Incluso, manejan promociones. Por ejemplo, se paga 130 pesos a la Expo Ganadera.

Gustavo Flores Delgadillo, director de Transporte de la Secretaría de Movilidad, informa que este sitio no cuenta con permiso y se realizarán las revisiones correspondientes.

 

Algunos de los puntos más lejanos del Centro de Guadalajara

Municipio
Tlajomulco Distancia en ruta(km.) Distancia en ruta(km.)
San Lucas Evangelista                               30                                47
San Juan Evangelista 30 44
Buena Vista 30 34
Santa Cruz de las Flores 26 29
Cajititlán 27 45
Zapopan
San Lorenzo 30 48
Huaxtla 28 46
Milpillas Mesa de San Juan 31 43
Lomas de Montechelo (El Pedregal) 25 36
La Soledad 23 36
Tonalá
Matatlán 20 35
El Vado 21 29
Puente Grande 23 27
Tlaquepaque
El Mirador 14 18

Fuentes: Google Maps-Mapa de georreferenciación de Inegi.

 

Fortalecerán el Código Urbano

Aunque el Código Urbano de Jalisco establece los instrumentos jurídicos para la planeación urbana y los mecanismos para autorizar la construcción de complejos habitacionales, no se plantearon los requerimientos suficientes para empatar los temas ecológicos. En este sentido, el diputado presidente de la Comisión de Desarrollo Urbano en el Congreso del Estado, Ramón Demetrio Guerrero, señaló que la redensificación de la Zona Centro de Guadalajara será fundamental para mitigar las complicaciones que ha generado la extensión de la mancha urbana.

En colaboración con la Universidad del Valle de Atemajac (Univa) y organizaciones  de la sociedad civil, impulsará una iniciativa que pretende fortalecer el Código Urbano de Jalisco mediante los derechos de los ciudadanos, como la movilidad, a vivir en un ambiente sano y a la vivienda digna.

INSTITUTO METROPOLITANO DE PLANEACIÓN

 

Proponen “modelo de centralidades”

Aunque la dispersión de la mancha urbana ha convertido a la periferia en polígonos desconectados, sin transporte público y servicios básicos, también son zonas con el potencial para resolver estas carencias mediante el “modelo de centralidades”, que propone el Plan de Ordenamiento Territorial Metropolitano (POTmet).

Según el documento, la distribución de los nueve municipios que conforman el área conurbada cuenta con 47 “centralidades emergentes”; es decir, zonas que requieren integrarse al desarrollo urbano de la metrópoli.

Asimismo se realizó una subdivisión de 12 denominadas “satelitales”. Estas zonas se encuentran en las orillas de la ciudad y fungen como la parte central de algunas comunidades, como es el caso de la delegación de Tesistán en Zapopan, Zapotlanejo o la cabecera de Tlajomulco.

Según el diagnóstico del Instituto Metropolitano de Planeación, en zonas como Las Pintitas y San José del Castillo en El Salto, un promedio de entre dos y seis rutas de transporte público ofrecen el servicio. En tanto, comunidades como Santa Cruz de las Flores y Santa Fé en Tlajomulco mantienen un promedio de dos a 10 rutas, mientras que en Tesistán es de seis a 10.

Por otra parte, las zonas del Valle de Tesistán (Zapopan), San Martín de las Flores (Tlaquepaque), Miravalle y Santa Fe (Tlajomulco) conservan un nivel bajo en materia de conectividad de vialidades primarias con el Centro de la Guadalajara, considerado como una “centralidad metropolitana”.

Estas condiciones han generado la carencia de equipamiento escolar y creación de demanda laboral. Colonias como Santa Fe, Oblatos, Las Mesas y aledañas al Parque de la Solidaridad mantienen un índice de menor cantidad de trabajos respecto al número de población.

LA VOZ DEL EXPERTO

 

Inundaciones, hundimientos y sismos…

Luis Valdivia Ornelas (experto de la UdeG)

Las constantes inundaciones que se registran en cada temporal en los fraccionamientos, así como los hundimientos y hasta grietas y sismos, son resultado de una mala planeación urbana.

Luis Valdivia Ornelas, director del Departamento de Geografía y Ordenación Territorial de la  UdeG, indica que los cientos de complejos habitacionales asentados en Tlajomulco registran riesgos de inundaciones y hundimientos. En El Salto, por ejemplo, la cercanía de la Presa del Ahogado también presenta riesgos a la población en materia de inundaciones y desbordamientos.

Apunta que la dirección de los cauces se ha visto afectada por las construcciones de fraccionamientos sin el debido cuidado. Por ello se requieren políticas públicas para controlar el crecimiento urbano que provoca riesgos a la población.

Estas problemáticas serán reflejadas en el Programa de Control de Crecimiento Urbano, que se dará a conocer en el 2017, y que mostrará el diagnóstico de riesgo que prevalece en las zonas que concentran una gran cantidad de complejos habitacionales horizontales.

“Será para que podamos tener un conjunto de criterios que nos permitan establecer una política de control y de mitigación de esos fenómenos, para que disminuyan esos riesgos y el nivel de afectación que pueda generar”.