PADRES PROTESTAN POR CIERRE DE ESCUELA EN TLAJOMULCO

La Escuela Francisco I. Madero fue cerrada por orden de Protección Civil, pero los alumnos no cuentan con otro sitio para sus estudios.

Los padres se dicen desesperados y desconfían de que el problema pueda tener una solución a corto plazo. Foto: MILENIO

Los padres se dicen desesperados y desconfían de que el problema pueda tener una solución a corto plazo. Foto: MILENIO

MILENIO.- La movilidad en la zona del Valle en Tlajomulco se encuentra colapsada a causa de una manifestación que encabezan padres de familia y maestros de la Escuela Francisco I. Madero, quienes piden a la Secretaría de Educación Jalisco que se les dé una solución ante el cierre del plantel que fue cerrado tras once años de operación por supuestos riesgos en el predio donde fue construida.

Luego del temblor que sacudió el Área Metropolitana de Guadalajara en el mes de mayo, algunas zonas de la escuela Francisco I. Madero, ubicada al ingreso del fraccionamiento Villas de la Hacienda, sufrieron cuarteaduras que tras revisión de la Unidad de Protección Civil, se determinó que se trataba de grietas que no representaban un riesgo para los estudiantes, pero el problema no serían solo estas fisuras en los muros, sino que se determinó que el terreno sobre el cual se construyó la institución educativa no es adecuado por sus condiciones.

El ciclo escolar 2015 – 2016 concluyó antes de lo establecido en el calendario y pese a la promesa de la Secretaría de Educación para solucionar el problema, el ciclo 2016 – 2017 arrancó con una sola novedad, los niños no pudieron ingresar el mismo día que los alumnos de todo el país, sino que lo hicieron días después al no contar con un espacio para recibir las clases.

Una semana después, cuando los pequeños ya se encontraban en clases, Protección Civil acudió a realizar una inspección por medio de la cual concluyeron que el espacio ubicado en la calle Nuestra Señora de las Mercedes de la etapa nueve de Santa Fe, al que fueron reubicados, “representa un riesgo para los menores, por lo que aún no se otorga el visto bueno”, y el predio fue clausurado.

Los padres se dicen desesperados y desconfían de que el problema pueda tener una solución a corto plazo, pues ninguna de las peticiones que han hecho a la Secretaría de Educación Jalisco ha generado respuesta alguna.